López y el Feminismo

López y el Feminismo

febrero 24, 2020 0 Por admin

Mucho se ha hablado sobre López y el feminismo, en las últimas semanas. Nunca en la historia del país, se había llegado tan alto en los índices de violencia contra la mujer. La violencia es el uso de la fuerza para someter, y con esto no quiero decir que sea únicamente física. Existen diferentes tipos de violencia: sexual, verbal, económica, religiosa, cultural, negligencia, ciberbullyng, psicológica y obviamente la física, entre otras. Y es que el gobierno de la 4T no solo ha descuidado a las mujeres, ha descuido a toda la sociedad. Pero fue a partir de las protestas y pintas en las puertas de palacio nacional, que la sociedad se dio cuenta que López y el feminismo no se llevan bien.

Todos los individuos estamos expuestos a sufrir algún tipo de violencia, sin embargo existen grupos vulnerables que tienen una mayor propensión de ser afectados. En esta ocasión me referiré a las mujeres.

¿Y por qué a las mujeres? Porque en México llevamos tanto tiempo viviendo con violencia que ya no nos asombramos tan fácilmente de lo que sucede a nuestro alrededor. Sin embargo en las últimas semanas hemos escuchado al menos 2 casos de violencia contra las mujeres (niñas o adultas) que han convulsionado la opinión pública por dos motivos:

  1. Los 2 casos fueron de una violencia espeluznante y
  2. El presidente (con minúscula porque es una vergüenza nacional) se mostró como lo que es: un Misógino (con mayúscula porque pareciera estar muy orgulloso de su desprecio y su velado maltrato hacia nosotras).

 

Los Feminicidios en época de la 4T

López  firmó el 21 de noviembre del año pasado un acuerdo en el que prometió mejorar las condiciones y derechos de las mujeres. Sin embargo su gobierno recortó el presupuesto de muchos de los programas diseñados específicamente como apoyo para las mujeres. Tal es el caso de las estancias infantiles, los refugios para mujeres en situación de violencia, programas de detección y atención contra el cáncer.

Minimiza los feminicidios, el año pasado fue el año más violento en la historia del país, lo que quedó marcado como un récord de homicidios, tipificó el abuso sexual a menores como delito no grave, al igual que los feminicidios o la desaparición forzada de personas.

Tan solo en este Enero 2020 se contabilizaron 73 feminicidios.

El gobierno de López gasta un dineral en la promoción del béisbol, o en pagar los adeudos por la cancelación caprichosa del aeropuerto. Así como también  en programas asistenciales faraónicos que no hacen otra cosa que comprar conciencias y voluntades, pero deja de lado las necesidades reales de los mexicanos. Es increíble el desabasto de medicinas por ejemplo.

Y aún más, frente a los atroces crímenes recientemente ocurridos, López sigue sin aceptar la parte de responsabilidad que le corresponde. Arremete contra un pasado que ya no existe, culpando al neoliberalismo y dando como única solución su “constitución moral”.

Este gobierno pretende solucionar los graves problemas de inseguridad a través de besos y abrazos. Lo que resulta poco efectivo ante delincuentes desalmados que violentan nuestros derechos. Pareciera que a López le tiembla la mano ante los delincuentes pero si tiene mano firme para hacer una cacería de contribuyentes.

Es imperioso que López haga uso de todos los instrumentos institucionales que tiene a su disposición para hacer frente a la violencia. En este caso hacia la mujer pero no exclusivamente, porque la violencia nos afecta a todos por igual.

Es así que en este momento de ánimos exacerbados, de impotencia generalizada ante un gobierno nulificado por sus propias incapacidades y un incremento continuo de feminicidios. Las mujeres debemos  hacerle saber a este gobierno que es su obligación generar condiciones que permitan garantizar la integridad de las mujeres en lo particular y de los ciudadanos en lo general. Si por sus propias limitaciones, López continua administrando negativamente nuestro país, debería considerar renunciar y permitir que alguien con habilidades, aptitudes y deseos lo supla por el bien de México.

En pocas palabras, ¡las mujeres exigimos respeto y justicia!

Necesitamos un presidente fuerte, que gobierne para todos, que aplique la ley, que deje de dividir, que se deje de ocurrencias pero sobre todo que tenga un plan general para hacer crecer en todos los sentidos a nuestro país. Porque lo que López y Morena han hecho hasta ahora, no ha funcionado.

En el Talmud hebreo, está escrito: Cuídate de hacer llorar a una mujer, pues Dios cuenta todas sus lágrimas. La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada, ni de la cabeza para ser superior. Sino del lado para ser igual, debajo del brazo para ser protegida y al lado del corazón para ser amada.

9 de Marzo #UnDíaSinMujeres