López Obrador, Dueño de Todo, Responsable de Nada

López Obrador, Dueño de Todo, Responsable de Nada

enero 13, 2020 3 Por admin


El liderazgo trata de tomar responsabilidad, no ponerse excusas.-Mitt Romney

Tomando en cuenta la frase de Mitt Romney, podemos decir que López Obrador jamás ha sido un líder para México. Pero muchos lo han visto y lo siguen viendo como Mesías ¿Por qué? Porque ese falso liderazgo lo ha construido a base de dádivas, a base de falsas esperanzas, jugando con la ingenuidad e ignorancia de los más desamparados.

A poco mas de un año, de que López Obrador asumiera el cargo de presidente de México, su «modus operandi» sigue siendo el mismo de hace más de una década, la foto con los beisbolistas, el vídeo comiendo en los puestos locales, que si se le ponchó una llanta. Puras gansoaventuras.

Ojo, no digo que eso esté mal, al final de cuentas el político se debe al pueblo, es inevitable caer en populismo, dijeran por ahí «es parte del show» pero, ¿Qué mas? Denos algo más señor presidente, haga el populismo que quiera, pero resuelva problemas, para eso está en la silla.

No me van a dejar mentir, pero en estos casi 13 meses de AMLO en el poder, nunca lo he escuchado decir «Tenemos problemas» «Asumo mi responsabilidad» «Falta mucho por hacer» «Estoy abierto al consejo de los expertos» «Hemos rectificado» «Les pido una disculpa» y mucho menos lo escucharemos decir «Me equivoqué». Probablemente López jamás mencione alguna de esas frases, porque es un político endiosado consigo mismo , dónde las culpas las reparte a gobiernos anteriores, en especial su villano favorito «Felipe Calderón» , culpa a los empresarios, a la prensa y a la oposición. Lo peor del caso, es que si no concuerdas con su gobierno, te conviertes en un mezquino, fifi, traidor a la patria, pesimista, neo-liberal, porfirista, golpista, etcétera, cabe mencionar que inmediatamente serás atacado en redes sociales, por sus bots y fieles seguidores.

Sus erráticas decisiones en el sector salud y económico, han desencadenado una debacle social en el país, y si a eso le sumamos su pasividad rayando casi en complicidad con el crimen organizado, podemos deducir que México no está por buen camino, ni estará por varios años, y como dice el título el no es responsable de nada.

Poder Centralizado, Responsabilidades Repartidas

Pero otra realidad, es que se ha convertido en dueño de todo, porque ha manipulado los organismos autónomos a su conveniencia, tiene a su disposición la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y pronto intentará apoderarse del organismo mas importante del país El Instituto Nacional Electoral (INE). Desde la época del PRI hegemónico de los 60´s y 70´s no se había visto tal centralización del poder, y un culto a la personalidad como lo tenemos actualmente con López.

El presidente mas poderoso en 40 años, no es capaz de afrontar, resolver y sensibilizarse con las causas que mas reclama la sociedad, ¿Cómo se le explica a un niño con cáncer, que no podrá tomar sus medicamentos ni quimioterapias, por falta de recursos ? , todo porque un gobierno que rencoroso e incompetente destruyó una institución como el Seguro Popular, que aunque tenía mucho que mejorar, cubría enfermedades catastróficas. No se confundan, el INSABI no vino a reemplazar por nombre al Seguro Popular, fue un homicidio al sistema de salud del país, el fideicomiso de 40 mil millones de pesos para enfermedades catastróficas, será utilizado por la 4T, y creo que muchos que están leyendo esto, sabrán para que se utilizará.

¿Cómo mantener la confianza de los inversionistas cuando se canceló una obra de primer mundo como el NAICM?, ¿Cómo brindarles seguridad a los comerciantes y familias, cuando el crimen organizado hace y deshace a su antojo? Porque estas dos aristas influyeron en que México creciera 0% el año pasado y que su perspectiva para este año, sea apenas del 1%.

Un hombre que tiene poder en las cámaras, en las instituciones, en los organismos y que su partido ganó casi todos los puestos de elección popular, sintiéndose dueño de todo, se hace responsable de absolutamente nada. Va para la gran mayoría de la 4T